lunes, 30 de abril de 2018

Consejos para lavar los rellenos nórdicos

¡Buenos días hormiguitas! Va llegando el momento de aligerar la ropa de cama, ahora que parece que el buen tiempo ha llegado. Antes de guardar los rellenos nórdicos en el armario y sacar las colchas de verano, vamos a lavarlos bien siguiendo estos consejos.

Podemos diferenciar los rellenos nórdicos en dos grupos, en lo que a cuidados se refiere:

Lavar un nórdico de plumas o plumón



Una vez comprobada la etiqueta del producto, tienes dos opciones:

  1. Si es necesario lavar en seco, no te queda otra solución que llevarlo a la tintorería. 
  2. Si se puede lavar en la lavadora. Aquí se presentan dos caminos:
  • Si no cabe en la lavadora, es mejor lavarlo en un centro de lavado con máquinas de gran capacidad. Tendrás que escoger un programa especial para nórdicos, a baja temperatura (30º o frío) y centrifugado suave. En estos establecimientos suelen incluir el detergente y el suavizante.
  • Si entra en el tambor de la lavadora, puedes introducirlo junto con unas pelotas de tenis (para ayudar a mover bien el relleno) y una dosis de detergente suave para prendas delicadas (mejor líquido). No añadas suavizante y marca la temperatura que indique la etiqueta. Cuando finalice el lavado, es recomendable realizar un ciclo extra de aclarado, para asegurar que no quedan restos de jabón y un centrifugado corto a pocas revoluciones. No te asustes si está más oscuro cuando termine el lavado, es normal.


    Consejos para lavar los rellenos nordicos

    Ahora vamos con el secado:

    • Si tienes un espacio para que se seque al aire libre, tienes que tener en cuenta que tarda un montón en secarse. Pueden ser entre uno y dos días (con el tiempo a favor) Lo mejor es dejarlo secar en un lugar plano (posición horizontal) donde le dé bien el aire o ir dando la vuelta al relleno, cambiando su posición para que no se vayan apelmazando las plumas. No debe darle el sol directamente, así evitarás que se deterioren las plumas o el plumón.
    • Si tienes secadora (de nuevo tienes que asegurarte de que es suficientemente grande para poder introducir tu relleno o si es mejor acudir a un servicio público de lavandería) debes seleccionar un programa de temperatura media y volver a introducir las pelotas de tenis, para que ayuden a que el relleno quede bien distribuido y a que salga esponjoso. Esta es la mejor opción, sobretodo para climas húmedos, porque así puedes estar seguro de que tu nórdico está bien seco antes de guardarlo y de que no le saldrán manchas de humedad.

    Una vez esté bien seco, lo introduces en una bolsa de plástico o en un recipiente hermético, para que esté libre de polvo y de ácaros, con unos cuantos paquetes de perlas de sílice (esas bolsitas que suelen venir en las cajas de zapatos) para absorber la humedad. Coloca la bolsa en un lugar fresco y seco.

    Lavar un nórdico sintético o de fibra



    Lo primero, es comprobar la etiqueta donde nos indica las instrucciones de lavado. Los rellenos sintéticos, normalmente se pueden lavar en casa, en nuestra lavadora y a mayor temperatura (unos 40ºC) ya que suelen ser menos voluminosos que los de plumas. 
    • Si lo lavas en casa, usa un lavado suave y un programa de aclarado extra para evitar los restos de jabón. También puedes introducir un par de pelotas de tenis en el interior del tambor para ayudar a que se mueva el relleno y luego un centrifugado a pocas revoluciones.
    • Si observas que entra con dificultad en el tambor, puedes acercarte a un centro de lavado donde hay lavadoras para 10 kilos, 15 kilos o más. Podrás usar el mismo programa que para el relleno de plumas.
    Trucos para lavar rellenos nordicos

    Con el secado tenemos dos opciones:
    • Al aire libre (si dispones de un espacio donde colgarlo) en un lugar donde le dé bien el aire y no esté directamente expuesto al sol. La fibra hueca de estos rellenos no tarda tanto en secarse como las plumas y sus costuras no dejan que el relleno se desplace demasiado por el peso. Si puedes ir dándole vueltas y cambiar la posición mientras se seca, evitarás que se apelmace por algunos lados.
    • En la secadora. Asegúrate de que es suficientemente grande como para poder introducir el relleno (sino acudimos a un centro de lavado, donde disponen de secadoras de gran capacidad). Selecciona un programa de temperatura media e introduce las pelotas de tenis, para que ayuden a que el relleno recupere su volumen y su tacto. Asegúrate de que está bien seco antes de guardarlo, para que no le salgan manchas de humedad.



    Guárdalo igual que el relleno de plumas.

    Con estos consejos conseguirás tener unos nórdicos como nuevos cada temporada.

    Si a pesar de todos estos cuidados, tienes que comprar un relleno nórdico nuevo, puedes aprovechar las promociones de Outlet Textil, donde encontrarás todo el textil para tu hogar con hasta un 60% de descuento, envío GRATIS y 10€ de descuento si introduces el código 6VZVDX13.

    Si eres más de colchas, en este post te contamos como conseguir una GRATIS.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Gracias por tu comentario