sábado, 24 de marzo de 2018

Hora del Planeta y cambio de hora

¡Hola hormiguitas! Os recuerdo que esta próxima madrugada, como cada último domingo de marzo, tendremos que adelantar los relojes una hora. A las 2:00 serán las 3:00, y como consecuencia dormiremos una hora menos. 
Este es el "precio " que tenemos que pagar para tener unos días más largos y adoptar así el horario de verano.



Además, coincidiendo con este cambio, se realiza la Hora del Planeta. Es un gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático. Consiste en apagar las luces de hogares, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora.

Se creó hace 11 años en Sydney y fue una sencilla acción que después articularía un creciente movimiento mundial por el Planeta.
El pasado año participaron miles de ciudades de 187 países del mundo que apagaron más de 12.000 monumentos y edificios icónicos, uniendo a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para, entre todos, “cambiar el cambio climático”.

Con este último lema han promovido acciones directas para luchar contra el cambio climático y desarrollar iniciativas de conservación más allá de la acción climática. Y así, la Hora del Planeta se ha convertido en una oportunidad única en defensa del Planeta, promoviendo estilos de vida sostenible, fomentando el desarrollo renovable, conservando nuestros bosques, mares y recursos naturales o luchando contra la pérdida de biodiversidad.



Vivimos el periodo más cálido de la historia, con prolongadas olas de calor y sequías, fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes y desplazamientos de pueblos debido al cambio climático que, además, es ya una de las principales causas de pérdida de biodiversidad.

Porque todo está conectado, porque son dos caras de la misma moneda, la Hora del Planeta conectará a cientos de millones de personas en el mundo para que actúen contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

En 2018, la Hora del Planeta pide una vez más la unión de todos, individuos, ayuntamientos, empresas y organizaciones, para que apaguen la luz porque hay muchas razones para hacerlo.

Estaría bien que esta acción tuviera continuidad el resto del año, sobre todo por parte de las instituciones públicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario